top of page

El tamal y su historia

El que nace pa' tamal, del cielo le caen las hojas...

Refranes, canciones, pinturas, poesías y más reflejan la relevancia de este delicioso platillo en nuestra vida.




El tamal es uno de los platillos más exquisitos que ha creado la gastronomía mexicana desde tiempos remotos. Se trata de un envuelto de masa de maíz cocinado al vapor, que suele llevar como relleno salsas de diversos sabores, vegetales, carne o semillas, por mencionar algunos ingredientes.

Es una comida barata, que es consumida por gente de todos los sectores sociales, en las diversas regiones de México.

Pero ¿de dónde proviene este exquisito platillo que satisface a tantos habitantes de México y de América Latina? ¿Y desde cuando fue creada esta peculiar comida?

Imagen: Tamal chiapaneco.


Aunque hay especialistas que afirman que el tamal fue creado varios miles de años antes de nuestra era, lo cierto es que los más probable, de acuerdo con las evidencias materiales encontradas por arqueólogos estudiosos de la historia mesoamericana, es que los primeros tamales datan de cerca de 100 años antes de nuestra era. Estos investigadores encontraron referencias pictóricas sobre el tamal, en el Mural de San Bartolo, en Petén, Guatemala.

Imagen: Mujer que ofrece tamales en un ritual maya. Mural de San Bartolo en Petén, Guatemala.


De acuerdo con las fuentes disponibles, los tamales formaban parte de la dieta cotidiana de los habitantes de Mesoamérica, pero también se empleaban como ofrendas en rituales religiosos.

En el caso de los mexicas, sabemos que hacían tamales rellenos de pavo, flamenco, rana, ajolote, iguana, ciervo, tuza, conejo, pescado, huevos de pavo, miel, frutas, calabaza y frijoles, por mencionar algunos.

Imagen: Mujeres comiendo tamales y atole. Escena del Códice Florentino.


Había en el calendario mesoamericano diversas fiestas relacionadas con el tamal. Tal es el caso del Atamalcualiztli, fiesta que tenía una duración de siete días. Los asistentes realizaban una especie de ayuno, después del cual comían tamales simples de masa, cocinados al vapor, sin chile ni sal u otras especias o aderezos.

Imagen: Festividad mexica del tamal. Escena del Códice Florentino.


También se consumían tamales en los rituales del matrimonio, en donde después del amarrado de túnicas, la futura suegra le daba a la novia cuatro bocados de tamal, y luego la novia le daba de comer a su novio. También, después del nacimiento de un niño, se hacían ofrendas de tamales.

Imagen: Escena de matrimonio mexica. Códice Florentino.


Llama la atención que los tamales, también eran una comida que podía ser conservada por algún tiempo, para servir de alimento a los guerreros en campaña. Para lograrlo, los tamales se exponían al sol hasta secarse.

Imagen: Guerreros mexicas en el Códice Florentino.



Resulta muy grato constatar que, después de la conquista de México Tenochtitlan, los españoles colonizadores no despreciaron los alimentos indígenas. En cambio, integraron a muchos de ellos a su dieta. Tal es el caso del tamal, al que agregaron ingredientes de origen europeo, tales como la carne de cerdo y la manteca.

Imagen: Anónimo, De chino e india, cambujo, 1775-1800. Óleo sobre cobre. Museo de América, Madrid.


De hecho, tras la conquista, el tamal se extendió en el territorio mexicano, de tal forma, que surgieron cientos de variedades, en buena medida determinadas por la flora y la fauna propia de cada región.

Imagen: Tamal típico de Yucatán.


Como es por todos sabido, hoy en día el tamal es consumido a lo largo y ancho del territorio nacional, en especial para el desayuno y la merienda. Hablamos entonces de miles de puestos ambulantes, atendidos mayoritariamente por mujeres, en que se vende al público tamales, atole, café, y hasta panes dulces. Por cierto, una de las formas tradicionales de comer el tamal es la “guajolota”, es decir, la torta de tamal.

Imagen: Guajolota servida sobre un plato de barro.


Por último, mencionaremos que los tamales en México son el alimento ritual acostumbrado en diversas festividades, tales como primeras comuniones, navidad y el día de la Candelaria. En este último caso, el tamal constituye el vínculo ritual entre el día de los Reyes Magos y el de la Candelaria.

Imagen: Tamales para celebrar el Día de la Candelaria.



Te recomendamos ver un video muy interesante, que muestra el intenso trabajo que realiza una familia mexicana, al cocinar y vender los tradicionales tamales mexicanos.


El otro México, el de la venta de tamales”. Azteca Noticias. Duración: 5:44 mins.












249 visualizaciones0 comentarios

Commentaires


      NUESTROS PATROCINADORES    

LogoSDR.png
LogoCCO_200px.png
DP_Logo280px.png
LogoAIN_OK.png
bottom of page