top of page

Los semáforos vehiculares a través de la historia.

En México, el primer semáforo que entró en funcionamiento fue en 1932 en el crucero de la Avenida Juárez y San Juan de Letrán, era un semáforo eléctrico accionado de manera manual por un agente de tránsito.




La palabra semáforo proviene del griego σῆμα (sema), que significa señal, y φόρος (foros), que significa portador, es decir, un semáforo es lo que "lleva las señales".

El primer semáforo diseñado para control de tráfico de automóviles en el mundo, fue inventado por John Peake Knight e instalado en un cruce céntrico de Londres, Inglaterra, en 1868. Se trataba de un semáforo con dos brazos de metal, que se levantaban para indicar cuando debían detenerse los vehículos que circulaban en un carril determinado.

Imagen: Semáforo para control vehicular en Londres.

 

Para funcionar en la noche se usaban dos lámparas, de colores verde y rojo, que funcionaban con gas. Para su operación requerían de un empleado que lo hacía funcionar manualmente.

En 1910, el inventor Ernest Sirrine logró fabricar un semáforo que funcionaba automáticamente, con lo cual se evitaba tener que destinar a un policía para operar cada aparato.

Imagen: Semáforo manual antiguo.



Estados Unidos fue el país en que se desarrolló mayormente el semáforo, ya que a partir de 1913, el modelo “T” de Ford se popularizó y fue adquirido en forma masiva por la población. De esta manera, en 1917, William Ghiglieri patentó el primer semáforo automático que utilizaba luces rojas y verdes eléctricas, aunque también se podía operar en forma manual en caso necesario.

Imagen: Henry Ford, inventor del Ford “T”. 



Unos años después del invento de Ghiglieri, el semáforo presenta una novedad en la ciudad de Detroit: la luz amarilla, que permitía  advertir a los automovilistas sobre el inminente cambio a la luz roja.

Y en 1936 se creó el semáforo de señal rotatoria, que permitía indicar el tiempo que restaba para el cambio de luz del semáforo.

Imagen: Semáforo antiguo en España.



Con el tiempo, los semáforos se beneficiaron de la programación cibernética, al establecerse centros de control de semáforos que regulan la duración de estos aparatos, por medio de algoritmos establecidos para el efecto.

Por último, en el siglo XXI se introdujeron las lámparas led que lograron una señal más luminosa y un rendimiento 50 veces superior al sistema lumínico tradicional.

Imagen: Semáforos modernos.



En la ciudad de México, al finalizar la revolución, se multiplicaron los automóviles, lo que hizo necesario la instalación de los primeros semáforos manuales en los cruces más transitados.

Imagen: Semáforo antiguo en la Ciudad de México 




Entre los años 30´s y 60´s, el sistema de control de tráfico más común eran los policías de tránsito, quienes parados sobre un taburete, o bien dentro de una cabina con un pequeño toldo que los protegía del sol y de la lluvia, señalaban con sus brazos y utilizando un potente silbato, el momento en que los autos debían parar o avanzar.

Imagen: Policía en cabina en los años 40´s en la Ciudad de México.



Si bien a partir de 1932, se instalaron los primeros semáforos eléctricos en la Ciudad de México, lo cierto es que éstos no se generalizaron hasta los años 60´s. En esta década la ciudad crecía y se modernizaba a pasos agigantados, merced al acelerado crecimiento económico que experimentaba el país, lo que propició el crecimiento del poder adquisitivo de las clases altas y medias que adquirían automóviles y saturaban las calles y avenidas.

Imagen: Semáforo en la esquina de 5 de mayo y San Juan de Letrán (hoy Eje Lázaro Cárdenas), a un costado del Palacio de Bellas Artes.



Con el tiempo los semáforos de la ciudad fueron haciéndose más precisos y sofisticados. Surgieron los semáforos que precisan el tiempo de que disponen los peatones para atravesar una calle o avenida.

Imagen: Semáforo peatonal.



La existencia de los semáforos en esta y otras ciudades, ha hecho posible que en el tiempo que duran los autos detenidos, vendedores, mendigos, malabaristas y artistas de todo tipo, lleven a cabo sus actividades que concluyen solicitando una cooperación económica a los automovilistas.

En esta fotografía podemos apreciar a un grupo de bailarinas desplegando su arte en los breves segundos en que dura la luz roja en una intersección vial.

Imagen: Artistas danzando sobre la franja de peatones en una calle céntrica de la ciudad.


Te recomendamos ver el cortometraje titulado:


Duración 5:19 mins.


78 visualizaciones0 comentarios

Comments


      NUESTROS PATROCINADORES    

LogoSDR.png
LogoCCO_200px.png
DP_Logo280px.png
LogoAIN_OK.png
bottom of page